¿Quién creó el Enemies to lovers? Un cliché adictivo

Enemies to lovers origen

El cliché del» enemies to lovers» está más que manido, pero sigue creando un efecto adictivo que convierte cualquier libro, serie, videojuego o película en algo que HAY QUE TERMINAR. ¿La prota se queda con el villano? ¿Pasa de él porque es lo correcto, a pesar de que su corazón le pida lo contrario? ¡Hay que saberlo!

Hace poco me terminé el libro «Sombra y Hueso», de Leigh Bardugo, tras más de siete años sin leer ni una sola novela de género Young Adult (porque, bueno, con 28 años que tengo ya no es un género que me atraiga demasiado). Y, la verdad, lo disfruté. Es una novela simple, pero bien escrita. Sin embargo, lo que destaca es lo bien construida que está la trama «desconocidos a amantes a enemigos a amantes a enemigos» entre Alina y Kirigan (que aún por encima está interpretado por Ben Barnes en la serie de Netflix, o sea, me muero). El caso es que, al terminar la lectura, se me ocurrieron varias preguntas. La primera: ¿de dónde viene el cliché «enemigos a amantes»? La segunda: ¿por qué me (NOS) obsesiona tanto, si está claro que es una dinámica super tóxica?

Así que nada, voy a intentar darle respuesta aquí. Pero antes de empezar, déjame que te recuerde que TENGO UN LIBRO. Es muy chachi. Entretenido. Genial. Puedes ver de qué va «La vida es una mierda y luego te mueres en este enlace».

¿Qué es el «Enemies to lovers»?

Enemies to lovers se traduce a «enemigos a amantes» en español, y es un cliché literario en el que dos protagonistas se desprecian al conocerse, pero terminan desarrollando sentimientos románticos muy intensos.

En novelas de fantasía donde hay que salvar el mundo, lo típico es que esta trama ocurra entre el protagonista salvador y el villano destructor. Este cambio en su dinámica puede alterar, o no, la dirección de la novela (dependiendo de si uno renuncia a sus ideales por el otro, de si terminan juntos, etc). Podríamos pensar que es un cliché solo utilizado en novelas románticas o de fantasía romántica, dirigidas especialmente al público femenino, pero lo cierto es que se ha explotado en todo tipo de obras. Por ejemplo, en James Bond o Indiana Jones, películas que se dirigen más bien a los hombres (aunque nos gusten a todos), los protagonistas tienen al menos una película en la que se enamoran de la que, realmente, es su enemiga en la trama. Tampoco es un género que se limite a lo literario, ya que tenemos diversos ejemplos en el cine (como los dos que acabo de nombrar), en las series (Cole y Phoebe, de Embrujadas, o Buffy y Spike, de Buffy Cazavampiros), e incluso en los videojuegos (Ada Wong y Leon de Resident Evil).

Pero, ¿de dónde recórcholis surge el cliché?

¿Quién creó el Enemies to lovers?

Podríamos pensar que Jane Austen, con su novela «Orgullo y Prejuicio», fue la precursora del «enemies to lovers», o quizás «Cumbres Borrascosas» de Emily Brontë. Si bien esta última novela se publicó décadas después de la de Austen, describe una relación de verdaderos enemigos a amante, porque la dinámica entre Heathcliff y Catherine no solo es tóxica, sino que es destructiva, y no surge del prejuicio y el desentendimiento como en el caso de Elizabeth y Darcy, sino del deseo de venganza.

Yo sí me inclino a pensar que estas dos autoras le dieron forma al género, pero podemos encontrar ejemplos del «enemies to lovers» que se remontan siglos atrás. Por ejemplo, en la mitología griega, con parejas como Paris y Helena, que aunque no se «odiaban», se suponían enemigos por pertenecer a naciones rivales. O en las obras de William Shakespeare, con el claro ejemplo de Romeo y Julieta, pertenecientes a dos familias que se desean la muerte, o Troilo y Crésida, una novela poco conocida del autor ambientada en la guerra de Troya en la que los protagonistas tienen un romance a pesar de pertenecer a bandos distintos.

¿Por qué nos gusta tanto el cliché de «enemigos a amantes»?

La tropa «enemies to lovers» es tóxica como ella sola. Generalmente, se da entre personajes cuyo amor está prohibido, o que se atraen precisamente por el odio que se tienen, o que se convierten en enemigos de todo el daño que se hacen, o cuyo objetivo es acabar con la vida del otro, pero por el camino desarrollan sentimientos inevitables y esto les genera un conflicto. La dinámica puede llevarse a la acción sin caer en la toxicidad si se hace bien, pero entonces estaríamos hablando de una novela en la que el villano o la villana no son realmente los malos, o no pueden hacer nada que sea imperdonable, porque entonces no podrían terminar con el prota sin haberle hecho daño antes. Y, ¿qué es una trama sin un buen villano? Una cacota. Para ejemplo, la relación entre Phoebe y Cole de «Embrujadas», que si bien es una de mis favoritas, termina fatal porque los guionistas se dieron cuenta de que, si Cole no era un villano, no tenían ni repajolera idea de qué hacer con él (las relaciones sanas no dan tanta audiencia) y terminaron haciendo que volviera al «lado oscuro» para alargar la tensión y, después, matarlo.

Hay, sin embargo, motivos psicológicos que explican por qué este cliché nos encanta, y por qué los escritores lo usamos una y otra y otra vez sin aburrirnos.

Nos gusta el morbo

El primer motivo es que las personas nos sentimos atraídas a lo misterioso y oscuro. Muchos tienen en su interior a un salvador deseoso de cambiar al chico o a la chica mala gracias al poder del amor. Una historia en la que esto se hace real nos toca justo en esa fibra sensible del complejo del salvador, y convierte la fantasía en algo posible. Si la prota ha convertido a la Bestia en un hombre, ¿por qué no iba a poder yo? (Pues porque el narcisismo es un trastorno mental incurable, amiga).

La incertidumbre engancha

El segundo motivo tiene que ver con la incertidumbre. ¿Terminarán juntos a pesar de que no deberían, sí o no? Nada engancha más que la incertidumbre. Esto es aplicable a libros, películas, cómics, videojuegos y relaciones románticas de la vida real. Que levante la mano quien no se haya pillado nunca por la típica persona que deja todos tus mensajes en visto, desaparece durante días pero, de repente, te pide que tengáis una cita y se convierte en la cosa más encantadora de la historia… para, acto seguido, volver a desaparecer durante dos semanas. Este refuerzo positivo-negativo crea en nuestro cerebro un estado de alerta que genera una adicción. No podemos dejar de pensar en ello, incluso aunque nos haga sentir gilipollas, tristes y vulnerables.

En las novelas ocurre lo mismo. Ahora te beso. Ahora no te beso. Ahora te hago la puñeta. Ahora te declaro mi amor a pesar de que no debería porque estamos luchando a muerte. Hay novelas malísimas (como Lightlark, un libro del que ya hablaré, porque tiene tela) cuya trama, a pesar de ser un caos absoluto, pasa a un segundo plano. No te importa la historia, te importa seguir leyendo hasta encontrar la próxima escena hot entre el villano y la protagonista. Ya puede haber agujeros de guión del tamaño de la rueda de un camión, con tal de leer la siguiente parte en la que los enemigos se ponen cachondos, tú seguirás leyendo.

Idealizamos personajes ficticios

Y el tercer motivo tiene que ver con la idealización. Hay un motivo por el que tenemos «crushes» reales con personajes ficticios: el cerebro es capaz de enamorarse de un concepto. Si ya idealizamos personas, imagina lo fácil que nos resulta hacerlo con personajes que, al no existir, casi rozan la perfección. Convertir en el objeto de nuestros deseos a un villano que mide 1,87, es capaz de volar y lanzar fuego por las manos, siempre sabe qué decir y tiene la manía de empotrarte contra la mesa es facilísimo si tienes una imaginación demasiado desarrollada.

El problema es pensar que puedes encontrar personas así en la realidad. No me extraña que haya gente que se mete en relaciones tóxicas a la primera de cambio; el amor sano jamás te creará una adicción tan fuerte como aquel que provoca incertidumbre, rechazo y miedo.

Mejores ejemplos de enemies to Lovers en libros, películas, comics y videojuegos

Por si te ha picado el gusanillo de leer o ver algo relacionado con esta tropa, te dejo una lista de los mejores que yo he podido descubrir. Probablemente haya más, pero yo solo voy a citar los que me he leído/visto, excepto en la sección de videojuegos, que he tenido que tirar de Google porque solo conocía un ejemplo.

Mejores libros de enemies to lovers de la historia

Memorias de Idhún: Victoria y Kirtash

victoria y kirtash enemies to lovers

Ven conmigo. A mi lado, serás mi emperatriz. Juntos gobernaremos Idhún.

—Kirtash

Un beso es solo un beso, sólo tiene la importancia que tú quieras darle. Puede no significar nada… o puede cambiarlo todo.

—Kirtash

Sombra y Hueso, Alina y «El Oscuro»

sombra y hueso enemies to lovers

“El problema con querer”, susurró, su boca arrastrándose a lo largo de mi mandíbula hasta que se cernió sobre mis labios, “es que nos hace débiles”

—Kirigan (Darkling)

«De acuerdo, conviérteme en tu villano». [en inglés es mejor]

—Kirigan (Darkling)

Dos velas para el diablo, Cat y Angelo

dos velas para el diablo enemies to lovers

“Te pedí que no te marcharas sin despedirte, Cat.”

—Angelo

«¿Por qué? ¿Acaso crees que los demonios no podemos sentir afecto? Somos seres racionales y experimentamos emociones complejas. Si los ángeles pueden matar, ¿por qué nosotrso no podemos amar?».

—Angelo

Orgullo y Prejuicio, Elizabeth y Mr. Darcy

darcy y elizabeth enemies to lovers

«Hubiera podido fácilmente perdonar su orgullo, si no hubiera sido porque se metió con el mío».

–Elizabeth Bennet.

«Me he esforzado en vano. No será suficiente. Mis sentimientos no serán reprimidos. Quisiera que me dejaras decirte lo apasionadamente que te admiro y te amo».

–Sr. Darcy.

Cumbres Borrascosas, Catherine y Heathcliff

cumbres borrascosas enemies to lovers

«Tú no perderás tu sangre fría, porque por tus venas no corre más que agua helada, pero mi sangre está hirviendo y tu frialdad me excita hasta lo inconcebible».

–No encuentro a quien pertenece la cita 🙂

La Saga de Geralt de Rivia, Yennefer y Geralt

geralt de rivia y yennefer enemies to lovers

««»Yo, si algo deseo, no sueño, sino que actúo. Y siempre consigo aquello que deseo».

– Yennefer a Geralt.

«Estamos hechos el uno para el otro. ¿Puede ser que predestinados el uno al otro? Pero nada saldrá de todo esto. Una pena, pero cuando llegue el alba nos separaremos. No puede ser de otro modo. Tenemos que separarnos para no hacernos daño el uno al otro. Nosotros, predestinados el uno al otro. Hechos el uno para el otro. Una pena. Aquel o aquellos que nos crearon el uno para el otro deberían haberse preocupado de algo más. La mera predestinación no basta, es muy poco. Hace falta algo más. Perdóname. Tenía que decirlo».

– Yennefer a Geralt.

Mejores series con enemies to lovers de la historia

Embrujadas, Phoebe y Cole

embrujadas enemies to lovers

«Has despertado algo en mí, Phoebe, algo que creí muerto hace mucho tiempo, mi humanidad, mi capacidad de amar».

— Cole

Si estoy muerto ahora sé que fue por tu mano. Nadie en el cielo o en el infierno tenía poder sobre mí. Por favor no llores, estaba muerto antes de conocerte; nací el día en que me amaste y mi amor por ti me mantendrá vivo eternamente.

— Cole

Te quiero y siempre te querré, pero eso no cambia nada.

— Phoebe

Buffy Cazavampiros, Buffy y Spike

Casi mejor pongo un video. *Cheff kiss*

Once Upon a Time, Emma y Hook

Lucifer, Detective y Lucifer

Gossip Girl, Blair y Dan

Fairy Tail, Erza y Jellal

Los 100, Lexa y Clarke

Mejores películas con enemies to lovers de la historia

10 cosas que odio de ti, Kat y Patrick

Clueless, Cher y Josh

Princesa por Sorpresa 2, Mia y Nicholas

Cuando Harry encontró a Sally, Sally y Harry

Star Wars, Leia y Han Solo

Mejores comics con enemies to lovers de la historia

Inuyasha, Kagome e Inuyasha

Daredevil, Elektra y Daredevil

X-men, Pícara y Gambito

Spiderman, Spiderman y Blackcat

Batman, Selina y Bruce

El Escorpión, Méjaï y Armando

Snootgirl, Lottie y «Cool girl»

Mejores videojuegos con enemies to lovers de la historia

Resident Evil, Ada y Leon

Dragon Age 2, Hawke y Fenris

Persona 5, Makoto y Joker

Devil May Cry 3: Dante’s Awakening, Dante y Lady

Star Wars: Knights Of The Old Republic, Bastila y Darth Revan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *